La analítica “para ver cómo está”

Así como hay niños polimedicados, hay niños polianaliticalizados. Estos son aquellos a los que de forma recurrente se les hace analíticas “para ver cómo están”.

Conste que me refiero exclusivamente a niños sanos a los que se pincha sin motivo aparente. La lista de motivos es variada:

1)      El niño no come

2)      El niño está muy flaquito

3)      El niño siempre está enfermo (generalmente con mocos)

4)      Veo al niño muy pálido

5)      Algunos más que no recuerdo ahora

Sabemos que a los adultos se les realizan despistajes de diversos problemas (hipertensión, diabetes, algún tipo de cáncer), pero no está demostrado, ni protocolizado, ni aceptado, que a los niños sanos haya que hacerle determinadas pruebas de forma habitual para diagnosticar enfermedades que no dan síntomas y se deban tratar. Como toda regla, ésta tiene su excepción, y aquí lo es la “prueba del talón” (screening metabólico) que se les hace a todos los recién nacidos a partir del tercer día de vida. En este caso sí es relevante saber si el bebé presenta alteraciones que sugieran la presencia de determinadas enfermedades (hipotiroidismo, fenilcetonuria, fibrosis quística…) ya que estas se pueden tratar desde muy temprano para evitar consecuencias futuras.

A los padres de mis pacientes les digo que “para saber cómo está el niño” lo que hace falta es verlo si crece, si juega, si es alegre, inquieto, aprende, se desarrolla adecuadamente, etc. Luego, explicar que es IMPOSIBLE saberlo todo con un examen de sangre básico. Así que, tenemos que aprender a vivir con esa incertidumbre. En general, un niño que parece sano, lo está.

La actitud simplista y cómoda sería asumir que para mí lo más fácil es hacer la orden y que pinchen al niño. Total no es mi hijo y no me va a doler a mí. Pero la labor del pediatra es hacer lo que sea mejor para el niño, y eso no siempre coincide con lo que esperan los padres. Y pinchar a un niño sin motivo no es hacerle bien.

Por último, así como el uso excesivo de medicamentos requiere en muchos casos que el médico haga la receta, una analítica no se realiza si el médico no hace la correspondiente solicitud. Una vez más, tenemos que mirar nuestro ombligo y asumir nuestra parte de culpa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.