Cosas que parece que solo salen en los libros pero que existen en la vida real

     Uno puede pensar que trabajando en un sitio pequeño, con menos gente (menos niños) en comparación con la mayoría de las consultas de pediatría, es menos probable que te encuentres enfermedades o situaciones que se salgan de la rutina diaria: fiebre, tos, mocos, diarrea, la “ronchita” en la piel, etc. Es lógico: mientras más niños hay, más probable es que te llegue alguno que pueda tener algo “raro”. Sin embargo, aquí también “salta la liebre” de vez en cuando. Les cuento tres casos que se salen de lo común:

1)      Niña de 5 años con faringoamigdalitis con “placas blancas en la garganta”, aproximadamente un episodio cada 2 meses desde hace aproximadamente 2 años. Se acompaña de fiebre y a veces con llagas en la boca, así como palpación de ganglios cervicales (bultitos en el cuello). Preguntando a la madre, me explicó que en todos los casos se le prescribió antibióticos con mala respuesta a los mismos, mejorando lentamente al cabo de 7-10 días. Se le realizó estudio de la flora faríngea (normal); se le hacían analíticas pensando que podía ser mononucleosis, pero no lo era; se le derivó al otorrino y se descartó intervenir las amígdalas sin ninguna otra indicación al respecto. Así que llego yo, con la ventaja que me da recoger y analizar todo lo que le ha pasado y lo que le han hecho, hago una búsqueda en Google pensando en algo que me suena haber escuchado antes y…  …bingo!

2)      Bebé de 5 meses, visto ayer en la consulta. Está con fórmula de inicio y frutas (manzana, plátano, pera). La madre comenta que cada vez que le da el plátano y la manzana, al niño se le pone la cara roja, específicamente a la altura de las sienes. El enrojecimiento desaparece al cabo de unos minutos sin dejar rastro. Me comentó también que justo ayer la mancha fue más intensa, coincidiendo con que fue la vez en la que el niño tomó más cantidad de fruta. Ante su duda lógica sobre si el niño podría ser alérgico a esas frutas, mi respuesta fue que lo veo poco probable ya que a esas edades lo más frecuente, con diferencia, es tener alergia a la proteína de la leche de vaca y luego, al huevo o pescado. Y en medicina lo más probable siempre es “lo más probable”, aunque de vez en cuando te puedas sorprender. Así que yo, convencido como estoy de que no se trata de una alergia, le recomendé volver a la consulta para darle la fruta y ver qué pasaba. Aún no hemos hecho esa prueba, ni tampoco he visto las manchas, pero al igual que en el caso anterior, buscando por la web creo haber dado con la respuesta casi por casualidad. Luego recordé que durante mi etapa de residente ví un caso similar, pero que yo ya había borrado de mi disco-duro.

3)      Niña de 2 años, cuya madre refiere que desde hace aproximadamente 1 año presenta épocas con episodios repetidos de vómitos. Vomita varias veces al día, todos los días, en períodos de 7, 14 o hasta 21 días para luego permanecer como si nada, totalmente asintomática hasta que tras unas semanas vuelve a ocurrir lo mismo. La niña se deshidrató en el primer episodio de vómitos y necesitó ingreso, pero en las siguientes ocasiones no ha llegado a tanto. Yo nunca he visto a esa paciente durante esos episodios ya que en algunas ocasiones la han llevado directamente a un gatroenterólogo infantil privado y en otros momentos no la han llevado a que la vean y han esperado a que se pasen los vómitos. Se le ha hecho (casi) de todo: despistaje de alergia alimentaria, celiaquía, infección de orina, nefropatía, metabolopatía, así como retirada empírica de alimentos, cambios de leche, etc. Su desarrollo psicomotor y pondoestatural es correcto. De este caso creo tener la respuesta pero todavía no metería las manos en el fuego.

Aunque se trata de situaciones poco habituales, en principio no suponen un riesgo para la salud presente y futura de los afectados, quizá con alguna duda en el último de los casos planteados. Espero sus opiniones. Publicaré mis respuestas en los próximos días.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.