El último, que apague la luz

Hace 2 días, los compañeros pediatras de Atención Primaria de Andalucía fueron los primeros en alzar la voz de manera formal, emitiendo un comunicado de protesta ante la situación actual de la sanidad pública. Por el mismo motivo, hoy se cumplió una jornada de huelga de médicos del Servicio Canario de Salud. Mientras, los pediatras del hospital Materno-Infantil de Las Palmas de Gran Canaria irán a la huelga en protesta por el empeoramiento en sus condiciones de trabajo.

Creo que no me equivoco si afirmo que la mayoría de los pediatras que trabajamos en este país apoyamos el manifiesto y las jornadas de protesta. Esperemos pronunciamientos similares de parte de las asociaciones pediátricas del resto de Comunidades Autónomas.

Por último, transcibo literalmente la entrada que, a propósito de esto, publicó en su blog Juan Barea:

Los recortes de la sanidad pública, una vuelta de tuerca mas…

No es mi costumbre en este blog pronunciarme en temas de política sanitaria, pero dada la situación actual, y en uso de mi libertad de expresión y aprovechando la oportunidad que nos ofrecen las nuevas tecnologías de la comunicación, no puedo dejar de hacerlo. Y con ello contribuir al coro de voces contrarias a los recortes impuestos por las autoridades políticas actuales, que por otro lado, son las mismas desde hace ya muchísimo tiempo.

Ya desde hace muuuucho tiempo, venimos notando la enorme falta de sensibilidad de la administración por la sanidad pública en general, por la atención primaria sobre todo, y mas concretamente por la pediatría de atención primaria. Hace ya mas de 10 años a los profesionales de la pediatría no se nos sustituyen los permisos, los días de formación, ni las bajas que no sean largas. Hace ya unos años, en un plazo de solo seis meses, perdimos a 6 pediatras (vía MIR), en el Campo de Gibraltar, que huyeron ante el maltrato y la falta de sensibilidad de los gestores del área, ¿hacia donde?, pues a la medicina privada y al hospital. Nos quedamos los que seguimos creyendo en la sanidad pública,  los que nos gusta la atención primaria, y pensamos por convicción que la sanidad tiene que ser pública y además creemos que la atención primaria debe de ser la base del sistema sanitario público, ¿cuantos somos?, me refiero a pediatras de primaria, pues muy pocos… tan pocos, que apenas tenemos fuerza; si algún día intentásemos gritar, o tomar alguna medida reivindicativa, yo creo que la administración se reiría de nosotros, como de hecho ya se ríe, y simplemente nos echaría de un soplido, sin que nadie moviese un dedo. Ya se han ocupado los señores gestores de crear intereses contrapuestos que harían difícil o imposible la solidaridad entre “compañeros”.

Sin embargo, esta situación nueva creada con el decreto de medidas de ahorro para la sanidad pública, ante la situación de crisis económica, da una vuelta de tuerca mas a la ya moribunda sanidad pública, y que va a terminar matándola. Los pocos que aún creíamos que merecia la pena luchar por ella nos hemos rendido ante la ineptitud y falta de sensibilidad de nuestros gestores por la sanidad pública y por la atención primaria, en particular. Se pretende que, por menos dinero, aún, sigamos haciendo ¿lo mismo?, no, más. Y todo sin perder la sonrisa y con el mismo compromiso… ¡¡anda ya!!. Los pediatras andaluces hemos dicho BASTA, he aquí nuestro comunicado.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.