Si acabas de tener un bebé, o está cerca de nacer, te interesa esto (1)

Cambiando de tercio, saltamos de los viajes con niños a historias de recién nacidos. Si tienes un bebé recién nacido o estás a punto de tenerlo, lee esto, te será útil. Existen varias situaciones que pueden presentarse en las primeras semanas de vida y que son normales. Comenzaré hoy comentando las relacionadas con la piel, que ya son bastantes:

  • Puntos o “granos” rojos en el cuerpo (sobre todo en la cara): es el eritema tóxico del recién nacido, que de “tóxico” solo tiene el nombre. Su causa es desconocida y suele aparecer a partir del segundo día, desapareciendo espontáneamente en 2-3 semanas.
  • Puntos o “granos” blancos en la cara (como si fuera acné): conocido como acné neonatal. Como su nombre lo indica, se trata de lesiones similares al acné del adolescente, pero que curan por sí solas, sin dejar cicatrices. Pueden llegar a estar hasta los 3 meses. Existe una variante, el acné del lactante, que aparece a partir de los 3 meses de vida.
  • Descamación de la piel: después de 9 meses inmersos en un medio con humedad al 100%, los recién nacidos tienen que pasar bruscamente a vivir en un mundo mucho más seco. Por lo tanto, es habitual que la capa superficial de la piel se reseque y se “despegue”.
  • Ictericia fisiológica: la presentan algo más de la mitad de los recién nacidos. Se debe a la inmadurez inicial del hígado para metabolizar y eliminar bilirrubina, que al acumularse en la sangre tiende a teñir la piel y mucosas de color amarillo. A partir del segundo día de vida, comienzan a notarse ese tinte amarillento empezando por la cara y progresando de forma descendente. Es muy típico que se note en “lo blanco de los ojos” (las escleras). Lo más habitual es que no progrese más abajo de la barriga.  Su resolución casi siempre es espontánea hacia la semana de vida pero en ocasiones se puede prolongar unos días más. Hay que tomar en cuenta que la ictericia que empiece en las primeras 24 horas de vida SIEMPRE es anormal y debe buscarse una causa.
  • Manchitas rojas en párpados, frente, nariz o la nuca, las llamadas “parches salmón” o “picotazos de cigüeña“. Desaparecen espontáneamente a lo largo del primer año de vida.
  • Lanugo: es un vello muy fino que tienen algunos recién nacidos en los hombros y en la espalda. Desaparece en las primeras semanas.
  • Mancha de color violeta en la parte baja de la espalda o glúteos, más conocida  (o mal conocida) como mancha mongólica. La mayoría de las veces desaparece en los primeros años de vida.
  • Quistes de Millium: son granos muy pequeños de color blanco, lisos, localizados habitualmente en la cara y que en realidad son pequeños quistes rellenos de queratina. A veces pueden aparecer en la mucosa bucal, en cuyo caso se llaman “perlas de Epstein”. Desaparecen alrededor del mes de vida.

Como ven, la delicada piel del recién nacido se presta para muchas cosas. Afortunadamente las más frecuentes son benignas y autolimitadas, por lo cual no necesitan tratamientos específicos. En otro momento comentaré el resto de situaciones propias de la época neonatal, que aunque son normales pueden generar preocupación en los padres.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Si acabas de tener un bebé, o está cerca de nacer, te interesa esto (1)

  1. Pingback: Recién nacidos | La Consulta sin Cita

  2. Pingback: Si acabas de tener un bebé, o está cerca de nacer, te interesa esto (2) | La Consulta sin Cita - LCsinCita

  3. Pingback: Si acabas de tener un bebé, o está cerca de nacer, te interesa esto (2) | La consulta sin cita

  4. viajerasindescanso dijo:

    Menudo susto me llevé yo con el cutis marmorata de la pequeña …

Los comentarios están cerrados.