Si acabas de tener un bebé, o está cerca de nacer, te interesa esto (2)


recien nacido
En la entrada anterior hablé de las principales manifestaciones dermatológicas presentes en un recién nacido y que están dentro de la normalidad, a pesar de la preocupación que pueden ocasionar. En esta segunda parte comentaré otras situaciones habituales en esta etapa de la vida.

  • Hipo: la gran mayoría de los recién nacidos tienen hipo con frecuencia. No significa para ellos ninguna molestia o incomodidad. Se dice que la causa es la inmadurez del sistema nervioso, que se manifiesta a través del hipo. Una vez que aparece, no hay ninguna “técnica” que ayude a quitarlo. Simplemente esperar. Esta tendencia desaparece cerca del mes de vida.
  • Estornudos: los recién nacidos estornudan con mucha frecuencia. Y es necesario que lo hagan, puesto que es un mecanismo que permite despejar las fosas nasales en las que puede haber secreciones (líquido amniótico, moco transparente) en los primeros días de vida.
  • Ruidos al respirar/sensación de nariz tapada: es muy habitual que al respirar hagan ruidos, como si estuvieran con resfriado. Sin embargo, no les sale moco por la nariz. Después de estar 9 meses inmersos en líquido, el exponerse bruscamente tras el nacimiento a un entorno seco produce resequedad en la mucosa nasal. Es lo que se conoce como “rinitis seca del lactante”. No es necesario hacer nada puesto que el bebé no tiene mocos que le obstruyan la vía respiratoria.
  • Deformidad en la cabeza: muy frecuente en bebés que nacieron por vía vaginal y, sobre todo, si fue necesario utilizar algún instrumental como el fórceps o la ventosa. En general se distinguen dos tipos:
  • Movimientos bruscos “como si se asustara” cuando hay algún ruido: esto no es más que un reflejo propio del recién nacido llamado “reflejo de Moro“, también conocido como “reflejo del abrazo” o “reflejo del sobresalto”. Se producirá ante cualquier movimiento brusco o ruido inesperado, dando la sensación de que el bebé es “muy miedoso”. Desaparece en torno al mes de vida.
  • Mancha de color marrón en el pañal: se produce por la precipitación de los uratos en la orina del bebé, que es muy concentrada, lo cual tiñe el pañal de marrón-rojizo.
  • Mancha de sangre en el pañal: en ocasiones las recién nacidas pueden presentar un sangrado vaginal en los primeros días de vida, conocido como “mínima pubertad precoz de Jacquet”. Se debe al paso de hormonas sexuales femeninas (estrógenos) de la madre al recién nacido. Esto también puede ocasionar entumecimiento transitorio de los pezones (hipertrofia mamaria del lactante).
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.