Gripe 2013-2014 en Canarias

Esta es la entrada que no puede faltar cada enero. Ya otros blogs sanitarios lo han comentado porque cada año ocurre lo mismo y es lo que está de moda en estos días. Consultas de atención primaria y urgencias hospitalarias abarrotadas de pacientes con malestar general + tos seca + moco + fiebre —>> Gripe, temporada 2013-2014.

En la España peninsular se oficializó el inicio de la epidemia durante la primera semana del año. En el caso de Canarias, fue la semana pasada cuando traspasamos lo que se denomina “umbral epidémico”, establecido en 40 casos por cada 100.000 habitantes. Como pueden ver en la gráfica, obtenida directamente del boletín de la Red Canaria de Vigilancia Epidemiológica, la incidencia semanal en el archipiélago fue de 151 casos/100.000 habitantes. Y se puede ver también cómo la evolución de la temporada actual (señalada por la línea negra continua) por el momento casi calca a la pasada (línea gris discontinua). Hasta este momento la mayor incidencia de gripe se presenta en los niños de 5 a 14 años de edad. Y en la práctica es lo que vemos: montones de niños en edad escolar acudiendo a la consulta por estos síntomas.  Aún así, el aspecto actual de la gráfica sólo nos puede hacer pensar que todavía no hemos alcanzado el pico esperado de casos, así que lo peor llegará en las próximas semanas.

 gripe

 

¿Recordando o redundando?

Como ya lo habrás leído, visto y escuchado hasta la saciedad, la Gripe (o Influenza, como se le conoce sobre todo en Latinoamérica) es el cuadro clínico que aparece a consecuencia de la infección por el virus Influenza. En principio, son síntomas comunes a los que producen muchos otros virus: tos, mocos, fiebre, malestar general. Sin embargo, lo que diferencia a la gripe del resto de los “catarros” es quizá el gran malestar general que produce, haciéndote sentir como que te vas a romper en pedazos, además de la aparición masiva en esta época del año. También se presenta con fiebre alta (lo cual ya he dicho en otras entradas que no significa que sea más peligrosa), mientras que la tos seca puede incluso ser leve. Otros síntomas habituales son dolor de cabeza y dolor de garganta y, menos frecuentes, vómitos y diarrea. Paradójicamente, el malestar general es peor cuanto mayor seas. Es decir, un bebé de 12 meses con gripe puede parecer que está tranquilo y lo lleva bien, mientras que un adolescente de 14 años casi no se puede levantar de la cama.

 

¿Por qué caemos tantas personas al mismo tiempo?

El virus Influenza se contagia por medio de la saliva o secreciones respiratorias (mocos). Si alguien cercano a ti está infectado y tose o estornuda, podrías contraer el virus. En estos meses, gracias al frío, estamos la mayor parte del día en espacios cerrados (escuelas, guarderías, trabajo, autobuses, etc.), lo cual facilita la transmisión del virus de unos a otros.  Es por eso que la medida preventiva más relevantes incluyen lavarse las manos frecuentemente para disminuir la posibilidad de transmitir el virus a otra persona. También ayuda taparse la boca al estornudar o toser, siempre y cuando después te laves las manos.

 

¿Cómo saber que realmente tienes gripe?

El diagnóstico lo hacemos en base a la historia clínica (síntomas), factores epidemiológicos (época del año, coincidencia con otros casos, contacto cercano con personas que tienen síntomas similares) y exploración física (básicamente no observamos nada que nos llame la atención más allá de la fiebre y algo de moco en la nariz y garganta). En principio no necesitamos hacer ninguna prueba para confirmarlo. Ni análisis de sangre, ni radiografías de tórax. Solo en aquellos casos que se complican y requieren un ingreso hospitalario se intenta demostrar la presencia del virus.

En vista de la alta frecuencia de casos actualmente, es lógico pensar que si tienes tos, mocos, fiebre y malestar, lo más probable es que tengas Gripe.

 

¿Y qué tratamiento necesitas?

Al ser una infección de origen vírico, la gripe no tiene un tratamiento que la cure en menos tiempo. Hay que armarse de paciencia y resignarse a esperar en casita a que pase la enfermedad. Mientras, existen cosas básicas que podemos hacer para estar lo mejor posible hasta curarnos: tomar caldito de pollo, mucha agua, leche con miel y recibir mimos. Si tienes malestar general, dolor de cabeza, dolor de garganta o malestar asociado a la fiebre, puedes tomar paracetamol o acetaminofen. Como alternativa, puedes usar ibuprofeno. Fiel a mis principios, te diré que los jarabes para los mocos no tienen ninguna utilidad. Y los jarabes para la tos, cuanto menos, mejor. Tampoco son necesarios los antibióticos.

Al final del camino, en más o menos una semana te sentirás mejor aunque la tos y los mocos pueden durar algún tiempo más. El pronóstico de la enfermedad es bueno, lo que significa que en la mayoría de los casos se curará sin problemas. Existe una pequeña posibilidad de complicaciones respiratorias, específicamente bronquitis y/o neumonías. Lamentablemente no son situaciones que se puedan prever ni evitar, sino que a medida que pasan los días van apareciendo indicios de que la evolución no es la que debería ser. Sí, aunque parezca mentira, estamos en el siglo XXI y no existe un jarabe para curar la gripe o para evitar que se complique. Ah sí, hay una vacuna peroooo…

Por todo esto, tu misión como padre es proporcionarle a tu hijo los cuidados básicos que he mencionado antes, además de darle mucho cariño y vigilarlo. Si ves que la fiebre es persistente más de 48-72 horas, que la tos en vez de mejorar empeora, que lo ves decaído y con mala cara aún cuando no tiene fiebre, que le cuesta respirar (cuando respira se le “hunden” las costillas), es momento de traerlo a la consulta. Porque por otra parte, ya sabes que si tiene tos, mocos, fiebre casi seguro es porque tiene gripe y la gripe se va a curar sin venir al médico en siete días y viniendo al médico, en una semana.

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gripe 2013-2014 en Canarias

  1. Pingback: Ventolín y salbutamol en pediatría | La Consulta sin Cita

Los comentarios están cerrados.