Un día en el que lo juegas todo

Mañana se realizará el examen MIR. Para los que no saben qué es, el MIR es el examen que los médicos en España tenemos que realizar (y aprobar) para tener la oportunidad de entrar en lo que se llama “Formación Sanitaria Especializada”, es decir, formarnos en una especialidad médica. Se realiza una vez al año, generalmente el último sábado de enero o el primer sábado de febrero y por el momento, no existe otra manera de acceder a una plaza para especializarse. 050MIR

Esto quiere decir que en una tarde, en 5 horas que dura el examen, estás jugándote la única posibilidad en ese año de seguir adelante en tu formación como médico. Fallar ese día significa tener que esperar al menos 1 año para volverlo a intentar. Y “fallar” no significa necesariamente que seas mal médico o estés mal preparado. Ni siquiera significa que hayas hecho un mal examen. Lo complejo de este sistema hace que incluso habiendo hecho un buen examen, no puedas acceder a la especialidad que quieres, en el lugar que quieres. Pero ni modo, nos guste o no, es lo que hay.

En los últimos años han complicado la cosa añadiendo preguntas con imágenes de pruebas complementarias y estableciendo un punto de corte en la calificación, que es imprescindible alcanzar para, como mínimo, aprobar y poder seguir adelante.

Pienso en esto y veo muy lejano aquel enero de 2006, la última vez que pasé por este calvario. Parece una eternidad y muchas lunas han salido desde entonces. Pero en su momento fue duro, tanto que me tocó hacerlo 3 veces (3 años) para poder obtener una plaza como residente de pediatría y por fortuna a la tercera fue la vencida.  En ese momento había decidido que era el último intento y que si no lograba acceder a pediatría, me dedicaría a “la especialidad más compatible con mi personalidad”que pudiera elegir con la nota que sacara, a pesar de tener a mis espaldas dos experiencias fallidas con Neumología y Rehabilitación. Nunca sabré si realmente ese habría sido el último intento porque a veces puedo ser muy terco.

Vaya desde aquí mi palabra de ánimo, aliento y el deseo de la mejor de las suertes a aquellos que estarán mañana definiendo su futuro a corto y largo plazo. Y especialmente a los aspirantes herreños, que espero lean esta nota y sepan que les deseo el mejor resultado y la mejor elección.

 

 

Publicado en Blog | Etiquetado , , | 2 comentarios

Internet: múltiples beneficios… …y también riesgos

En la actualidad para buena parte de la población es impensable vivir sin acceso a internet. Gracias a la red disfrutamos de ventajas como obtener rápidamente información sobre cualquier cosa que se nos ocurra, establecer relaciones sociales conociendo a personas que podrían vivir en lugares muy distantes al nuestro, pasar ratos de ocio, obtener y ofrecer servicios, etc.

Web Browsing Flurry

Sin embargo, el acceso fácil y sin límites a tanta información y contenido en ocasiones puede suponer un riesgo, especialmente importante en menores de edad. Este uso sin control nos expone a problemas como:

  1. Posibilidad (riesgo) de divulgar información personal.
  2. Ser víctima de fraudes informáticos o estafas on-line.
  3. Fácil acceso a contenidos inapropiados: pornográfico, apología de la violencia, racismo, xenofobia, etc.
  4. Contactar con personas que tengan malas intenciones: extorsión, chantaje, cyberbulling, grooming.
  5. Aislamiento social o adicción a juegos en línea, juegos de azar o redes sociales.
  6. Daño para nuestros equipos por descarga de virus o malware.

Ante esta realidad, somos los padres quienes tenemos la responsabilidad de enseñar a nuestros hijos un uso seguro de las nuevas tecnologías. Para ello es indispensable que conozcamos y estemos familiarizados con el funcionamiento de internet, su terminología, acceso, ventajas, desventajas, ya que es muy difícil establecer este control si no conocemos al enemigo. A fin de cuentas la idea no es prohibir, sino tener una base que nos ayude a aconsejarlos en un entorno de confianza.

Es fundamental que nuestros hijos (principalmente escolares y adolescentes) tengan claro que:

  • Internet tiene beneficios incuestionables, pero también tiene riesgos.
  • No se pueden relacionar con personas que no formen parte de su entorno familiar o social.
  • No es conveniente que publiquen en redes sociales fotos, videos o datos personales que puedan ser vistos por cualquier persona.
  • Deben rechazar cualquier posibilidad de obtener dinero “fácil” o cualquier tipo de transacción económica sin la debida supervisión de sus padres.

Y como padres, nuestra responsabilidad pasa por:

  • Establecer normas sobre el uso de las TIC, priorizando el cumplimiento de deberes y tareas escolares. Asimismo, marcar claramente los límites de tiempo y horarios de su uso para labores no académicas.
  • En la medida de lo posible, colocar los dispositivos conectados a internet en un lugar común de nuestra casa, a fin de supervisar su uso.
  • Conocer de qué manera podemos controlar los contenidos a los que tienen acceso.
  • Si nuestro hijo es adolescente es más difícil supervisar sin producir en él una sensación de sobreprotección. Entonces es fundamental que haya confianza y buena comunicación, siendo receptivos ante cualquier duda o problema que tenga en relación con el uso de las TIC.

Por último, es de mucho interés conocer los consejos de seguridad en línea que ofrece la Brigada de Investigación Tecnológica del Cuerpo Nacional de Policía. 

Publicado en Blog | Etiquetado , , , , ,

Gripe 2013-2014 en Canarias

Esta es la entrada que no puede faltar cada enero. Ya otros blogs sanitarios lo han comentado porque cada año ocurre lo mismo y es lo que está de moda en estos días. Consultas de atención primaria y urgencias hospitalarias abarrotadas de pacientes con malestar general + tos seca + moco + fiebre —>> Gripe, temporada 2013-2014.

En la España peninsular se oficializó el inicio de la epidemia durante la primera semana del año. En el caso de Canarias, fue la semana pasada cuando traspasamos lo que se denomina “umbral epidémico”, establecido en 40 casos por cada 100.000 habitantes. Como pueden ver en la gráfica, obtenida directamente del boletín de la Red Canaria de Vigilancia Epidemiológica, la incidencia semanal en el archipiélago fue de 151 casos/100.000 habitantes. Y se puede ver también cómo la evolución de la temporada actual (señalada por la línea negra continua) por el momento casi calca a la pasada (línea gris discontinua). Hasta este momento la mayor incidencia de gripe se presenta en los niños de 5 a 14 años de edad. Y en la práctica es lo que vemos: montones de niños en edad escolar acudiendo a la consulta por estos síntomas.  Aún así, el aspecto actual de la gráfica sólo nos puede hacer pensar que todavía no hemos alcanzado el pico esperado de casos, así que lo peor llegará en las próximas semanas.

 gripe

 

¿Recordando o redundando?

Como ya lo habrás leído, visto y escuchado hasta la saciedad, la Gripe (o Influenza, como se le conoce sobre todo en Latinoamérica) es el cuadro clínico que aparece a consecuencia de la infección por el virus Influenza. En principio, son síntomas comunes a los que producen muchos otros virus: tos, mocos, fiebre, malestar general. Sin embargo, lo que diferencia a la gripe del resto de los “catarros” es quizá el gran malestar general que produce, haciéndote sentir como que te vas a romper en pedazos, además de la aparición masiva en esta época del año. También se presenta con fiebre alta (lo cual ya he dicho en otras entradas que no significa que sea más peligrosa), mientras que la tos seca puede incluso ser leve. Otros síntomas habituales son dolor de cabeza y dolor de garganta y, menos frecuentes, vómitos y diarrea. Paradójicamente, el malestar general es peor cuanto mayor seas. Es decir, un bebé de 12 meses con gripe puede parecer que está tranquilo y lo lleva bien, mientras que un adolescente de 14 años casi no se puede levantar de la cama.

 

¿Por qué caemos tantas personas al mismo tiempo?

El virus Influenza se contagia por medio de la saliva o secreciones respiratorias (mocos). Si alguien cercano a ti está infectado y tose o estornuda, podrías contraer el virus. En estos meses, gracias al frío, estamos la mayor parte del día en espacios cerrados (escuelas, guarderías, trabajo, autobuses, etc.), lo cual facilita la transmisión del virus de unos a otros.  Es por eso que la medida preventiva más relevantes incluyen lavarse las manos frecuentemente para disminuir la posibilidad de transmitir el virus a otra persona. También ayuda taparse la boca al estornudar o toser, siempre y cuando después te laves las manos.

 

¿Cómo saber que realmente tienes gripe?

El diagnóstico lo hacemos en base a la historia clínica (síntomas), factores epidemiológicos (época del año, coincidencia con otros casos, contacto cercano con personas que tienen síntomas similares) y exploración física (básicamente no observamos nada que nos llame la atención más allá de la fiebre y algo de moco en la nariz y garganta). En principio no necesitamos hacer ninguna prueba para confirmarlo. Ni análisis de sangre, ni radiografías de tórax. Solo en aquellos casos que se complican y requieren un ingreso hospitalario se intenta demostrar la presencia del virus.

En vista de la alta frecuencia de casos actualmente, es lógico pensar que si tienes tos, mocos, fiebre y malestar, lo más probable es que tengas Gripe.

 

¿Y qué tratamiento necesitas?

Al ser una infección de origen vírico, la gripe no tiene un tratamiento que la cure en menos tiempo. Hay que armarse de paciencia y resignarse a esperar en casita a que pase la enfermedad. Mientras, existen cosas básicas que podemos hacer para estar lo mejor posible hasta curarnos: tomar caldito de pollo, mucha agua, leche con miel y recibir mimos. Si tienes malestar general, dolor de cabeza, dolor de garganta o malestar asociado a la fiebre, puedes tomar paracetamol o acetaminofen. Como alternativa, puedes usar ibuprofeno. Fiel a mis principios, te diré que los jarabes para los mocos no tienen ninguna utilidad. Y los jarabes para la tos, cuanto menos, mejor. Tampoco son necesarios los antibióticos.

Al final del camino, en más o menos una semana te sentirás mejor aunque la tos y los mocos pueden durar algún tiempo más. El pronóstico de la enfermedad es bueno, lo que significa que en la mayoría de los casos se curará sin problemas. Existe una pequeña posibilidad de complicaciones respiratorias, específicamente bronquitis y/o neumonías. Lamentablemente no son situaciones que se puedan prever ni evitar, sino que a medida que pasan los días van apareciendo indicios de que la evolución no es la que debería ser. Sí, aunque parezca mentira, estamos en el siglo XXI y no existe un jarabe para curar la gripe o para evitar que se complique. Ah sí, hay una vacuna peroooo…

Por todo esto, tu misión como padre es proporcionarle a tu hijo los cuidados básicos que he mencionado antes, además de darle mucho cariño y vigilarlo. Si ves que la fiebre es persistente más de 48-72 horas, que la tos en vez de mejorar empeora, que lo ves decaído y con mala cara aún cuando no tiene fiebre, que le cuesta respirar (cuando respira se le “hunden” las costillas), es momento de traerlo a la consulta. Porque por otra parte, ya sabes que si tiene tos, mocos, fiebre casi seguro es porque tiene gripe y la gripe se va a curar sin venir al médico en siete días y viniendo al médico, en una semana.

 

 

 

 

 

Publicado en Blog | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

El paciente de internet

Sabemos que el rapport (empatía, nivel de confianza mutua) es fundamental en el establecimiento de una buena relación médico-paciente (RMP). Y una buena RMP en muchos casos es tan terapéutica como el mejor de los fármacos. La RMP tradicional implica que esa confianza se desarrolla a partir del contacto cercano (cercanía física, se entiende) entre el médico y la persona que busca ayuda. Sin embargo, gracias al desarrollo de las TIC, en los últimos años el ejercicio del acto médico ha ido más allá del “cara a cara”, apareciendo distintas formas de hacer medicina a distancia, o telemedicina. Esto incluye desde el intercambio de información médica o evaluación de casos por teléfono, email o videoconferencia, hasta la posibilidad de realizar determinados procedimientos quirúrgicos a distancia, estando el médico en un sitio y el paciente en otro.doctor_doctor_joke29

 

En mi caso particular, ejerzo la pediatría principalmente en una consulta “de las de toda la vida”, pero brindo consejos o asesoría en salud a distancia a quien me lo solicita a través de este medio. Además, como he comentado en otras ocasiones, participo con cierta frecuencia en el grupo El Médico de mi Hij@, con una filosofía similar a la de esta página aunque con mucho más éxito y popularidad.

 

 

 ¿A dónde quiero llegar?

Uno de los principales derechos de un paciente es el de solicitar y obtener una segunda opinión médica. Si no estás conforme con el diagnóstico, tratamiento o incluso con el trato que te ha dispensado un médico, es lógico que quieras plantear tus dudas o problemas a otro profesional, sabiendo que eso no necesariamente significa que el resultado de la nueva valoración sea diferente. Y en la actualidad, internet (y el Doctor Google) parece ser el más grande consultorio de segundas (o terceras, o cuartas…) opiniones médicas. Por un lado, la inmediatez y, por otro, la gratuidad (aunque también existen páginas para consultas médicas on-line de pago).

En alguna de las preguntas que me han hecho, me han explicado que consultan por motivos económicos: hay países en los que la sanidad pública está tan deteriorada, que la mejor opción que tienes es la de contratar un seguro privado o, simplemente, acudir a una consulta privada y pagar. Y si no puedes hacerlo en ese momento, recurres a esta opción asumiendo el riesgo de que 1) no recibas respuesta; 2) recibas una respuesta que no te aclare del todo; 3) recibas una respuesta que aumente tu preocupación.

A las personas que preguntan aquí o en El Médico de mi Hijo, no las conozco de nada. Ni ellas me conocen a mi más allá de la información que aparece en esta página. Y me llama enormemente la atención que no pocas veces me solicitan consejos u opiniones sobre tratamientos que han pautado médicos que han evaluado, de forma presencial, a un paciente. Y me pregunto por qué ocurre esa situación. ¿Qué he podido hacer yo a través de este medio, para que personas que nunca me han visto ni me conocen, confíen en lo que respondo? O mejor dicho, ¿qué ha pasado para que estos pacientes aún tengan dudas después de haber sido evaluados de la manera tradicional?

¿Cómo estableces a través de internet una correcta RMP? Como paciente puedes obtener respuestas rápidas, pero no deja de ser un medio impersonal aunque cuentes con recursos como cámara web, por ejemplo, que al menos permitan ver la cara de quien te aconseja. Aún así nunca se podrá sustituir a esa oportuna mano en el hombro que en determinados casos es tan necesaria.

Para finalizar, te planteo un par de preguntas a manera de encuesta, porque me gustaría saber tu opinión. Es la primera vez que inserto encuestas y estoy probando este plugin, una de las cosas que no me gusta es que no permite respuestas abiertas. Por eso, si quieres añadir algo más puedes hacerlo como un comentario. Muchas gracias!

[poll id=”2″]

 

[poll id=”3″]

 

Publicado en Blog | Etiquetado , , , , ,

Casos de la vida real: ¿por qué no engorda el bebé?

La pregunta que se plantea en este caso a priori parece fácil de responder… …¿o quizá no?
Hay algo que no cuadra: es presumible que un bebé de 5 meses que pierde medio kilo en dos semanas no tenga un aspecto saludable. Este, en cambio, se veía “como una rosa”, sonriente, robusto, sano-sanote.Baby
En nuestra mente siempre está la posibilidad de que se nos escape algo y, por supuesto, no queremos que eso ocurra. En un primer momento, mientras completaba la exploración del bebé, pensaba en posibles patologías y conductas a seguir. Creo que a la mayoría de los pediatras lo primero que se nos vendría a la cabeza es recoger una muestra de orina e investigar si una infección urinaria es la causa.

Por suerte, a última hora y antes de que lo vistieran se me ocurrió volverlo a pesar: 6,710 kg, peso que fue comprobado otras dos veces. Así que el bebé no perdió medio kilo, al contrario, ganó medio kilo.
Este detalle insignificante hizo la diferencia entre plantearnos la búsqueda de problemas o corroborar la percepción clínica de que tenemos a un bebé totalmente sano, con un cambio en su ritmo de alimentación que no tiene relevancia clínica.
Como se puede ver, las “conchas/cáscaras de mango” no sólo están en las preguntas del examen MIR. Y la práctica de la pediatría, aún en un rutinario centro de salud de atención primaria, no está exenta de sorpresas.

Yolanda, la primera comentarista del post de ayer, tuvo razón 🙂

Publicado en Blog | Etiquetado , , ,